Salud Mental
Salud Mental

Las irregularidades en el sueño comienzan a ser un panorama común, como consecuencia de la pandemia. Incluso algunos expertos ya tienen nombres para este fenómeno, como es el caso de “coronasomnia” o “Covid-Somnia”.

Un estudio realizado por la Universidad de Southampton, en agosto del 2020, determinó que el insomnio aumentó, durante este año, una de cada cuatro personas experimenta falta de sueño. Anteriormente era una de cada seis.

Esta problemática también se presentó en China, donde las tasas de insomnio aumentaron del 14,6 por ciento, al 20 por ciento durante el confinamiento. En Italia se describió este fenómeno como una “prevalencia alarmante”. En Grecia el 40 por ciento de los encuestados dijeron tener insomnio. La palabra “Insomnio” fue de las más buscadas en Google, en el 2020.

Entre los motivos que pueden provocar este aumento en las tasas de insomnio son el estrés por la pérdida del empleo, las preocupaciones de salud y la incertidumbre. Según el informe Kaiser Family Foundation, el 53 por ciento de los adultos dijeron sufrir trastornos de sueño.

Otro estudio que nos puede ayudar a entender el incremento colectivo de este transtorno, es el realizado por la empresa tecnológica Philips, según el estudio Global Sleep Survey 2021, el 37 por ciento de los encuestados dijeron que la pandemia afectó su sueño.

Esta condición también está potencializando otras enfermedades mentales. Observaciones de los servicios psicológicos habilitados por la UNAM demuestran un incremento en la incidencia de estrés agudo, una de las situaciones más preocupantes es la violencia intrafamiliar y el uso de sustancias psicoactivas.

En enero, según la UNAM, una de cada cuatro personas, que ingresaron a este servicio psicológico, lo hizo bajo condiciones de violencia, un 11 por ciento dijo sentir tristeza profunda, distanciamiento y enojo; el 13 por ciento aumentó el uso de alcohol, el consumo del tabaco; 65 por ciento de los pacientes dijeron tener pensamientos negativos asociados a la muerte; 8 por ciento, ansiedad generalizada y un 3 por ciento dijo tener estrés agudo.

Actualmente estamos atravesando una sensación general de incertidumbre. Muchos experimentan problemas de salud mental. Lo que la pandemia vino a demostrarnos son las carencias del sistema de salud mexicano. Mientras no se sigan abriendo centros de atención especializada con bajos costos y accesibles, la próxima gran pandemia que enfrentará el país será de enfermedades mentales.

Si tienes algún malestar emocional, no dudes en buscar ayuda profesional.

También puedes leer: