Bruja del 71

María de los Ángeles Fernández Abad, también conocida como Angelines Fernández, Doña Clotilde o “La bruja del 71”, nació en Madrid en el año de 1922. Cuando María de los Ángeles tenía cerca de 17 años, España comenzó una dictadura que terminaría hasta 1975. El gobierno dictatorial se instauró después de que las tropas lideradas por el general Francisco Franco vencieran en la Guerra Civil (1936-1939).

La dictadura pasaría a denominarse como “franquismo” en referencia al nombre del dictador Francisco Franco. Este régimen autoritario pasó por diversas etapas a lo largo de los años y se prolongaría hasta el día en que la muerte retiró al general el 20 de noviembre de 1975. María de los Ángeles, tuvo una activa presencia política en su país desde muy joven. Según se cuenta, participó en varios movimientos obreros, sindicalistas, feministas y republicanos, que combatían el bloque fascista que se gestaba en España.


Por eso mismo, no dudó en unirse a la guerrilla armada contra la dictadura franquista. Empuñó el fusil y vivió atrincherada en las montañas hasta el año de 1947. Ante el implacable asedió y persecución militar del gobierno fascista, María de los Ángeles decidió huir de España y refugiarse en México. Por aquel entonces, el presidente mexicano Lázaro Cárdenas, implementó diversas políticas para dar asilo a los españoles que huían de la persecución, así el país recibió cerca de 25 mil exiliados europeos.


La hija de María de los Ángeles, Paloma Fernandez, contó en una entrevista: “Al trabajar en las guerrillas de España, mi mamá fue catalogada como antifranquista, entonces ella necesitaba salir de su paí­s natal, considerando que su vida era difí­cil. Llegó a México en 1947, pero nunca fue refugiada. Después vivió en la Habana, en lo que arreglaba sus papeles y regresó para trabajar en las pelí­culas de Cantinflas y Arturo de Córdova”.

Una vez en México, María de los Ángeles Fernández adoptó el nombre artístico de Angelines Fernández y se dedicó a la actuación. Como actriz hizo televisión, teleteatro, fue actriz radiofónica y de cine, con más de 25 películas, la mayoría de ellas en la llamada “edad de oro” del cine mexicano. Fue durante estos años dedicados a la actuación que Angelines conoció a Ramón Valdés (A.K.A. “Don Ramón”: la venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena) con quien entabló una gran amistad que duró toda la vida.

Su hija cuenta que fue gracias a Ramón que Angelines consiguió su personaje de “la bruja del 71”: “Recuerdo que en una ocasión, mi madre se encontró a Ramón Valdés en la ANDA. Ella le dijo que le preguntara a Chespirito si no tenía algo para ella, y Ramón le empezó a hablar muy bien de ella. Luego se crearon los personajes de la vecindad y Chespirito le fue dando forma a doña Clotilde”.

Angelines no regresaría a España nunca más. Murió el 25 de marzo de 1994, fue sepultada junto a su amado amigo, Ramón Valdés en los Mausoleos del Ángel, en la Ciudad de México. Angelines abandonó su país no sin antes luchar y atravesó el Atlántico para intentar hacer una nueva vida donde encontró trabajo y empatía, pues como afirma Hemingway: “nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por consiguiente, nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas; doblan por ti”.

Te puede interesar:

Corridas de toros: no son una práctica de whitexicans, sino de sádicos sin ética

Lenguaje inclusivo: no es solamente una cuestión de gramática, es una exigencia ética

La iglesia Católica y las vacunas hechas con fetos humanos

¿Qué es QAnon, la teoría conspirativa que mezcla a Satán, la pedofilia y las élites mundiales?