Esmé Bianco, The Game of Thrones, Marulyn Manson

Hace algunos días, Evan Rachel Wood acusó públicamente los abusos que sufrió, durante varios años, por parte de Marilyn Manson. A las acusaciones de Wood se han sumado las de muchas otras mujeres que hacen eco de su historia.

Ahora, la actriz Esmé Bianco, conocida por interpretar el papel de Ros en la serie de HBO, The Game of Thrones, acusa también a Manson de abuso, violencia, agresión sexual y los efectos nocivos que el comportamiento de Manson ha tenido en su vida.

En entrevista para The Cut, Bianco cuenta cómo de adolescente idolatraba a Manson y se identificaba con su música. La actriz de The Game of Thrones conoció a Manson a través de su entonces esposa, Dita Von Teese. Cuando estos se separaron, Manson comenzó a frecuentar a Bianco, pidiéndole que trabajara con él en algunos videos musicales y películas. En alguna ocasión, Bianco señala que aceptó trabajar con Manson en un video musical, el cual nunca salió a la luz, pero cuenta como éste, durante la grabación, ignoró las prácticas seguras de BDSM para escenas sexualmente explícitas, atándola y lastimándola físicamente sin su consentimiento.

Después de un tiempo, Bianco accedió a salir con el cantante, incluso formalizaron su relación. La cual Bianco describe como un constante abuso sexual y doméstico. También cuenta como Manson reproducía repetidamente, ante otras personas, las escenas de sexo que la actriz había grabado para la serie The Game of Thrones con el objetivo de humillarla. En alguna ocasión, cuenta Bianco, Manson la persiguió con un hacha, fue entonces cuando decidió dejarlo.

Bianco comenzó a buscar apartamentos en secreto y literalmente escapó una noche mientras Manson dormía. Un mes después Bianco rompió con él a través de un email. “Me quedaba tan poca dignidad”, comentó la actriz en entrevista. Y añadió: «Creo que algo dentro de mí era como, ten algún tipo de respeto por ti misma».

Solventar las secuelas psicológicas de esa relación le han costado a la actriz de The Game of Thrones años de terapia. Pero el advenimiento del #MeToo y las declaraciones de Rachel Wood la alentaron a hacer público el infierno que vivió con Manson

Las afirmaciones de Bianco son confirmadas por la ex asistente personal de Manson, quien lo describe como un hombre que atormenta a todos, pero especialmente a las mujeres mediante comportamientos controladores y humillantes.

Bianco terminó la entrevista afirmando: “Manson es un depredador en serie […] No es un artista incomprendido […]Se merece estar tras las rejas el resto de su vida.”

Te puede interesar:

¿Puede el Reguetón ser feminista?

Invisibilizar también es violencia: Ackerman y el machismo de izquierda

A 40 años de su muerte: “Imagine” no es la mejor canción de Lennon

¿Es Rugrats una caricatura femimarxista? Este hilo de Twitter te explica porqué