Mothmeister es una cuenta de Instagram en la que una pareja de artistas belgas exponen no solo su arte, sino también su concepción del mundo. No se conoce el nombre de los artistas detrás de esta cuenta, solo se sabe que uno es director de arte y la otra es fotógrafa y diseñadora gráfica. Ambos comparten una pasión por la taxidermia,de hecho, en Amberes tienen un pequeño santuario de animales disecados que utilizan para crear sus composiciones, aunque han aclarado que ellos no disecan animales, los consiguen en mercados de segunda mano o tiendas de antigüedades.

En entrevista para la BBC afirmaron que prefieren mantener sus nombres en el anonimato y que es ella quien normalmente está detrás de la cámara, mientras que él porta los disfraces y máscaras que podemos ver en sus fotografías.

La pareja decidió crear su cuenta de Instagram porque nunca les gustó Facebook o Twitter. Y aunque al principio les molestaban todas esas fotos de comidas, selfis y bebés durmiendo, concibieron su cuenta como una reacción al exhibicionismo dominante de la cultura de las selfies y los estándares de belleza comercializados por los medios de comunicación. Mientras que los blogueros de viajes e influencers muestran las partes más bellas de sus vidas, Mothmeister centran su propuesta en el extremo opuesto. Sus fotos sugieren un mundo brutal lleno de monstruos en paisajes inquietantes.

Su cuenta de Instagram y tienda de Etsy están repletas de retratos de espeluznantes personajes enmascarados. Date una vuelta y disfruta bien sabroso.

Tambien te puede interesar:

Arqueología de lo ominoso: la fotografía de Nona Limmen

“Ms. 45”: ¿la vigilante feminista o revanchismo sexista?

Así es como la pandemia está afectando el sueño y la salud mental de los mexicanos

¿Cómo fueron los primeros años del Sida en México? Entre la persecución y la homofobia

«Midsommar», ¿el sueño húmedo de los supremacistas blancos?