Bridget Jones, Gilmore Girls, Jane Austen

El gran talento de Jane Austen, el cual la convirtió en una referente de la novela romántica, fue el saber capturar el acto de enamorarse, hacer que los personajes evolucionen y aprendan a través del amor y de sus relaciones sentimentales.

De acuerdo con la crítica literaria Herrietta Ten Harmsel en su libro “Jane Austen: A study in Fictional Conventions”, la obra de Austen sigue siendo vigente y tal relevancia se centra en su capacidad de caracterizar sus personajes: En el uso de la heroína quijotesca, como por ejemplo Elizabeth Bennet, personaje protagonista de Orgullo y Prejuicio.

Otro aspecto relevante para la actualidad de Austen radica en los elementos susceptibles a postulados feministas. Críticos como Lloyd Brown posicionan a Jane Austen entre las escritoras feministas del siglo dieciocho. De las novelas de Austen se puede concluir que un buen matrimonio es aquel que celebra la unión de personalidades compatibles y no promueve la sumisión de la mujer hacia el hombre. Ideas contrarias a la época.

Austen es una de las escritoras británicas mas importantes de la literatura, y sus obras, en especial Pride and Prejuice, pueden lograr en los espectadores la necesidad de revivir su narrativa y sus personajes. Esta inquietud de sus seguidores ha propiciado readaptaciones, recreaciones, versiones del universo y personajes austenianos.

Readaptación de Jane Austen

El acto de realizar la adaptación de una obra es un acto tan antiguo como la Roma Clásica, que retomó obras de autores griegos y las agregó a su contexto. En 1995 se hizo una de las versiones más exitosas de Orgullo y Prejuicio, producida por BBC, donde Andrew Davies afirmó que Jane Austen era un regalo para los guionistas, por las cualidades literarias de la novelista, lo que hace de Austen una fuente de inspiración.

De acuerdo con Sue Parrill en su libro Jane Austen on Film and Television argumentó que la autora cuenta grandes historias de amor, sencillas y que siguen siendo atractivas. Además, que la obra de Austen está libre de pago de derechos de autor. Otra de las razones por las cuales Austen sigue siendo actual es porque sus heroínas aún son capaces de enfrentar las convenciones sociales, las situaciones románticas y roles.

Sin embargo, gran parte de ese éxito también se centra en la protagonista de Orgullo y Prejuicio: Elizabet Bennet. Según Shanna Swendson, escritora y novelista estadounidense, Elizabeth tiene los rasgos necesarios para resaltar en la industria editorial y del entretenimiento. Es fuerte, comprensiva, una heroína creíble y con el cual es posible identificarse.

Mujeres modernas

El elemento esencial de la obra de Austen es el crecimiento personal de la protagonista a través del amor, característica que podemos ver en películas como Bridget Jones´s Diary o series como Gilmore Girls, en personajes como Lorelai Gilmore. Heroínas que están en contra de los convencionalismos sociales, además cuentan con su propio Fitzwilliam Darcy. Se enamoran de personajes masculinos, como comenta Shanna Swendson, oscos, mayores de edad y cuyo enamoramiento reprimido, por la heroína, los vuelve torpes y distantes hacia ella.

La novela de Austen y personajes como Elizabeth Bennet fueron pioneras en el género, sin duda esta condición también influyó en las obras realizadas posteriormente. Orgullo y prejuicio fue una de las obras que inauguraron el fenómeno de lo chick lit, que en el medio cinematográfico se convertiría en el chick flick, contenidos que tienen como target a una consumidora joven.

Gilmore Girls y Bridget Jones´s Diary continúan sobre la línea que popularizó Jane Austen, una protagonista soltera que se caracteriza por sus fallidos intentos de tener control sobre su vida, progresar laboralmente y conseguir una relación sentimental estable, con un hombre responsable. Todo un cannon que expresa las ansiedades, dudas y problemas a los cuales las mujeres modernas se enfrentan, mientras se rebelan a las presiones sociales.

También puedes leer: