WASHINGTON, DC - JANUARY 06: A protester screams "Freedom" inside the Senate chamber after the U.S. Capitol was breached by a mob during a joint session of Congress on January 06, 2021 in Washington, DC. Congress held a joint session today to ratify President-elect Joe Biden's 306-232 Electoral College win over President Donald Trump. A group of Republican senators said they would reject the Electoral College votes of several states unless Congress appointed a commission to audit the election results. Pro-Trump protesters entered the U.S. Capitol building during demonstrations in the nation's capital. (Photo by Win McNamee/Getty Images)

La toma del Capitolio de Estados Unidos fue comparada con el capítulo de South Park en el que Darryl Weather, un personaje de la caricatura, encabeza una turba de hombres blancos mientras agita la bandera confederada. Este personaje es acompañado por una turba que protesta en contra de medidas “injustas” para todos aquellos “nacidos en Estados Unidos”, como por ejemplo: la perdida de trabajo que provocan los asistentes virtuales como “Alexa”, así como los viajeros del tiempo que migraron del futuro hacia el presente.

Y aunque parezca descabellado, los guionistas de South Park no están muy alejados de la realidad. Jake Angeli, el hombre que se vio en cientos de fotografías portando una piel de búfalo y unos cuernos sobre la cabeza, es un ultraderechista de 32 años creyente en las teorías conspirativas y al que se le conoce como “El chamán de Q”, en alusión a su creencia en la teoría QAnon en la que se asegura que existe una élite satánica internacional cuyos integrantes secuestran a niños, los torturan y beben su sangre para mantenerse jovenes.

“Q”es la identidad del usuario de 4chan que aseguró tener acceso a este presunto plan secreto internacional y “Anon” es el diminutivo de anónimo. Según los adeptos de la teoría QAnon, Donald Trump tenía un plan secreto para capturar a todos los miembros de la secta.

A Angeli se le ha visto reiteradas veces apoyando marchas contra el uso de mascarillas y el Black Lives Matter, portando carteles con la leyenda “ Q me envió aquí”. En el mismo asalto al Capitolio se pudo identificar a grupos neonazis y a los autodenomidados “Proud Boys”, un grupo armado de extrema derecha que tiene presencia en paises como Canadá y Reino Unido. Y cuyo líder, Enrique Tarrio, fue arrestado la víspera a la toma del Capitolio por vandalizar símbolos del movimiento Black Lives Matter en una iglesia negra, precisamente durante un mitin anterior de Trump.

Según informes de El País, la fuerza de choque que vimos durante el asalto se inscribe en el movimiento MAGA (acrónimo de Make America Great Again, el lema del mandato de Trump) pero la retaguardia ideológica corresponde a viejos conocidos en el mundo de la extrema derecha, la derecha alternativa, o alt-right, y el movimiento supremacista blanco. A esta fuerza de choque pertenecía Ashli Babbitt, de 35 años, una veterana de la Fuerza Aérea que resultó herida por el disparo de un agente y murió poco después en el hospital.

No cabe duda que la semblanza de los hombres, es también la semblanza de los movimientos.

También te puede interesar:

Tom Morello, guitarrista de RATM y Audioslave, acusa racismo por parte de las autoridades durante el asalto al Capitolio.

Manifestante a favor de Trump se toma selfie con policia en el Capitolio y desata la furia en tuiter.