El Terror y el Horror a veces son utilizados como términos intercambiables, aunque existe una diferencia entre ambos términos. La diferencia a veces parece no ser tan clara ni tan evidente. Pero aquí te pasamos algunas ideas para que puedas manejar la distinción.

¿Tú ya conocías la diferencia entre terror y horror? ¿Conoces alguna otra distinción?

La diferencia entre el terror y el horror tiene distintos niveles. La distinción puede hacerse desde los aspectos psicológicos de quien percibe la amenaza, pero también desde las características ontológicas del objeto amenazante.

En la «Cambridge Companion of Gothic Fiction”, Jerrold E. Hogle establece la siguiente diferenciación:

El terror mantiene a los personajes y al lector en un ansioso suspense sobre las amenazas de la vida y la seguridad. Mientras que el Horror enfrenta a los personajes con la violencia bruta de una desintegración física o psicológica, explícitamente demoledora de las normas asumidas en la vida diaria.

Dicho de otro modo, como sostiene Fredd Botting en “The Handbook of Gothic Literature”. El terror está vinculado a la energía emocional liberada ante una amenaza. Mientras que el horror nos induce a un estado de parálisis o estremecimiento, a la total pérdida de las facultades, la consciencia y el discurso, la impotencia física y la confusión mental.

En el terror todavía hay una respuesta física y emocional. En el horror hay una completa parálisis y aniquilación desde el punto de vista psicológico.

Si analizamos la cuestión desde el punto de vista del objeto puede quedar más claro. En “El horror en la literatura”, González Grueso afirma que el terror es aquello que puede explicarse en términos meramente humanos (asesinos-violencia cotidiana). Mientras que el horror únicamente puede explicarse en relación a lo intangible, a la aparición de lo sobrenatural, de lo no-humano, generando una ”ruptura» en nuestra construcción de lo “real”.

La distinción no es nada nueva, está presente desde el siglo XVIII. Ann Radcliffe, escritora del período gótico, sostenía que el terror y el horror son opuestos. El primero expande el alma y despierta nuestras facultades a un alto grado. El otro, al contrario, las contrae, congela y casi las aniquila.

«On the Supernatural in Poetry» (1826)

También te puede interesar:

¿Qué es el horror cósmico?

¿Es Carrie una película feminista?: menstruación y reproducción en el cine de terror

A Serbian Film: víctimas y capitalismo en la era gore

Häxan: brujas y el grotesco femenin