Es bien sabido que Tom Morello, guitarrista de la banda Rage Against the Machine y ex guitarrista de Audioslave, es bastante activo en redes sociales. El egresado de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Harvard no duda en expresar sus opiniones políticas a través de su cuenta de Instagram y Tuiter.

En esta ocasión, con motivo de los disturbios ocurridos en el Capitolio el día de ayer, Morello realizó varias publicaciones en su red social para mostrar, a través de imágenes, la manera en que la policía actuó ante la irrupción de los manifestantes trumpistas.

Te puede interesar: Manifestante a favor de Trum se toma selfie con policia en el Capitolio y desata la furia en tuiter.

En su edición de hoy, el diario en línea de la BBC planteó la siguiente pregunta: ¿Cómo fue posible que un número relativamente pequeño de personas asaltara la sede del Congreso del país más poderoso del mundo? Y la respuesta que dio es relativamente sencilla: simplemente porque las autoridades no utilizaron la inmensa fuerza a su disposición para tratar de evitarlo.

Este mismo hecho ha sido marcado por Tom Morello en su cuenta de Instagram, donde señaló la enorme diferencia que existió entre el despliegue de seguridad durante las marchas por el Black Lives Matter ( BLM) y la endeble intervención de las autoridades el día de ayer en el Capitolio.

En otra de sus publicaciones Morello posteó un video de «The Recount» donde el contraste es más que notorio:

En otra más señaló el hecho de que un hombre blanco, portando un gorro en apoyo a Trump, robará un pedestal del Capitolio sin ser detenido o siquiera moletado por los policias.

Según el diario The Guardian únicamente habían 115 guardias que estaban de servicio de forma simultanea durante la irrupción de los manifestantes y éstos, en su gran mayoría, eran efectivos dedicados a las labores de control de tráfico. Para cuando arribó la Guardia Nacional -enviada por el mismo Trump- ya era bastante tarde.

La diferencia entre los operativos de seguridad en el Capitolio y las marchas del BLM radica en las actitudes, estrategías políticas y sistema de creencias del propio Trump. Pues fue él quien ordenó los violentos y obscenos despliegues de seguridad en Washington durante las manifestaciones del BLM, pero no hizo lo mismo durante el asalto al Capitolio (porque #racist). Además de la ya notable escasa resistencia ofrecidad por los guardias frente a los seguidores trumpistas (en su mayoría blancos), lo que ha causado la indignación de un gran sector de la sociedad estadounidense.