La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos. James Álvarez perdió a su esposa, Yesenia, el 11 de Agosto del 2020. Era martes cuando la pareja salió a dar una caminata por las calles de Orange Country, California. Ninguno de los dos sabía que esa sería la última noche que pasarían juntos.

Una conductora en estado de ebriedad atropelló a Yesenia, quien tenía 8 meses de embarazo. Los médicos del Hospital UC Irvine, solo pudieron salvar la vida de Adalyn -la recién nacida- pero no la de su madre.

Adalyn pasó tres semanas en el hospital hasta que fue dada de alta. Su papá, James Álvarez, inició una campaña GoFundMe para pagar los servicios hospitalarios y la respuesta de la gente fue tal, que lo recaudado alcanzó incluso para pagar los gastos funerarios de Yesenia.

Hoy, James junto con Adalyn evocan la memoria de Yesenia con un bello altar de día de muertos. Las fotografías que pueden ser vistas en su cuenta de twitter y que han sido tomadas por Vanessa Marie Carbajal, le han dado la vuelta al mundo. Y no es para menos, son hermosas.

James también busca concientizar a las personas sobre los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol.