Bad Bunny fue visto en Boyle Heights, un barrio latino de la ciudad de Los Ángeles, California, grabando un comercial con Cheetos. La alianza entre Bad Bunny y Cheetos forma parte de un compromiso de Pepsico. El cual comprende donar 170 millones de dólares a lo largo de 5 años para la lucha contra la inequidad racial.

En las fotos se puede ver a Bad Bunny luciendo sus trenzas y sujetando una bolsa de Flamin’Hot. La colaboración entre Cheetos y Bunny es parte de la estrategia que busca incluir a la comunidad latina en el compromiso altruista de Pepsico. Por lo que la empresa donará 500 mil dólares a la Good Bunny Foundation a favor de los creadores latinos.

Aunque no se sabe mucho de la colaboración, se espera que ésta se dé a conocer el domingo 22 de noviembre durante los American Music Awards.