Si la pandemia te ha dejado solo en casa y no sabes qué ver en la televisión, una película de terror siempre sale al quite.


Black Christmas de 1974 es, posiblemente, una de las películas más influyentes en la historia del cine de terror. Dirigida por el poco conocido y valorado Bob Clark, Black Christmas es un “must” en el subgénero Slasher.


Te puede interesar: 5 películas “proto-slasher” que no te debes perder este jalogüín.


Esta película recoge maravillosamente los elementos del giallo italiano y los traduce al contexto estadounidense. El cine giallo, que en italiano significa amarillo, remite al color de las viejas portadas de los libros dedicados a las novelas de detectives y criminales publicadas en la década de los treinta. Este género literario daría un salto a la pantalla grande de la mano de directores como Mario Bava y Darío Argento, con una premisa básica y fundamental: siniestros asesinos y psicópatas, ocultos entre las sombras, persiguen a mujeres indefensas.


Black Christmas retoma los elementos más característicos de la tradición del giallo y se presenta como una obra cargada de suspense que se ha convertido en una de las mayores influencias para el subgénero Slasher. La película cuenta la historia de una fraternidad de chicas que celebran Navidad hasta que suena el teléfono con una misteriosa y horripilante llamada.

En Black Christmas se pueden contemplar varios elementos que posteriormente serán retomados por Carpenter para Halloween, como por ejemplo, la cámara en primera persona que nos sitúa dentro de la perspectiva del asesino y que tanto consternó a la crítica y la audiencia, quienes la consideraron como la más grande degradación humana y cultural. Pues en lugar de ponernos en perspectiva de las víctimas, nos identifica directamente con el asesino (aunque este recurso tampoco fue invención de Clark o el giallo, pues lo podemos ver en películas como The Cat and the Canary de 1939).

El reparto está encabezado por Olivia Hussey que encarna a Jess, la chica protagonista; John Saxon interpretando al teniente Fuller que se encarga de investigar el caso; y una joven Margot Kidder encarnando a la estudiante alcohólica Barb. También se puede mencionar a Art Hindle, que interpreta al novio de la desaparecida Clare. Hindle también protagonizó la película The Brood (1979) de David Cronenberg.

Así que si no sabes qué ver en navidad, Black Christmas es una alternativa poderosa.

Acá te dejamos el trailer: