En “Cyberpunk: Preparing for Revolution or Keeping the Boys Satisfied?,” Nicola Nixon argumentó que el cyberpunk es un modo de narración antifeminista que destruyó el futuro de los roles protagónicos femeninos en la Sci-Fi y proyectó al ciberespacio y las corporaciones trasnacionales como espacios feminizados listos para ser penetrados y domesticados por piratas informáticos masculinos más interesados ​​en las ganancias que en la revolución.

Pocos años después en «Feminist Cyberpunk”, Karen Cadora reconoció la naturaleza masculinista del cyberpunk de los 80, y señaló que el Cyberpunk es en gran medida un club de chicos. Pues los protagonistas de estas narrativas casi siempre son hombres y cuando aparecen las mujeres, casi nunca trascienden los estereotipos femeninos.

Sin embargo, Cadora reconoce que Pat Cadigan (The Cyberpunk Queen) fue decisiva para la creación de una «primera ola» de Cyberpunk feminista donde las mujeres son personajes centrales para el futuro de la alta tecnología. Pero no solo Cadigan ha sido fundamental para la formulación de un Cyberpunk feminista, otrxs autorxs también han contribuido para la creación de una primera ola de Cyberpunk feminista, así como una segunda y tercera.

Primera Ola: 1980–1990

Durante la década de los 80, marcada por el comienzo de gobiernos centrados en el crecimiento económico y las nuevas tecnologías informáticas que respaldaron el rápido avance del capitalismo, las feministas hicieron un llamado para que la reflexión en torno a la ciencia, la sociedad y la sexualidad se convirtiera en una preocupación central dentro de la crítica a la cultura.

En la Sci-Fi, una nueva generación de mujeres y artistas no binarixs desarrollaron sus propias ideas sobre estas relaciones. Y en ninguna parte esto fue más evidente que en la ficción de Pat Cadigan, quien rápidamente se ganó el título de “The Cyberpunk Queen”.

Cadigan presenta a las mujeres como heroínas ingeniosas que se oponen a las prácticas de explotación de un capitalismo inherentemente masculino. En lugar de seguir las aventuras de un hombre solitario cuyos esfuerzos por garantizar la justicia se ven comprometidos cuando es seducido por una mujer fatal que lo enreda en instituciones sociales, políticas y legales corruptas e incontrolables, las protagonistas de Cadigan suelen ser mujeres cuyos esfuerzos por hacer el bien se ven comprometidos por hombres que toman malas decisiones, que les enredan en sistemas sociales, políticos y legales corruptos e incontrolables.

Pat Cadigan

Segunda Ola: 1990–2005


En la década de 1990, la proliferación de películas Hollywoodenses con temática Cyberpunk, junto con el desarrollo de Internet y el surgimiento de la Web 1.0, llevó a muchos de los escritores Cyberpunk ha descartar al subgénero como muerto. Pero Cadigan y sus compañerxs continuaron escribiendo cyberpunk desde perspectivas feministas, y pronto se les unió un nuevo grupo de escritorxs no binarixs.

Al igual que sus predecesorxs, esta segunda ola de autores Cyberpunk proyectó a las mujeres como expertas tecnológicas. Por ejemplo, historias como “He, She and It” de Marge Piercy (1991), “Trouble and Her Friends” de Melissa Scott (1994), “Exit to Reality” de Edith Forbes (1997) y la serie “AngelLINK» de Lyda Morehouse, representaron a las mujeres como autoridades en el ciberespacio, ya sea que ejercieran esa autoridad legalmente como analistas de datos y ciberpolicías (Piercy, Scott, Morehouse) o ilegalmente como hackers (Piercy, Scott, Forbes).

Las feministas que crearon el cyberpunk de segunda ola en la década de 1990 y principios de la de 2000 también utilizaron sus historias para explorar el sexo y las identidades de género fuera de la matrix heteronormativa.

Marge Piercy

Tercera Ola: 2005–Presente


Desde mediados de la década del 2000, una tercera generación de mujeres y autorxs no binarixs se ha unido a sus predecesoras para crear una nueva ola de Cyberpunk feminista que responde a las promesas y peligros de la proliferación de la información en internet, redes sociales y nuevas tecnologías.

Los tópicos de esta nueva generación de cyberpunk feminista a menudo giran en torno a la familia y los procesos tecnológicos revolucionarios. Pero, si las generaciones anteriores imaginaron que las revoluciones digitales se producirían rápidamente porque las tecnologías digitales eran en sí mismas un fenómeno nuevo, lxs autorxs contemporáneos que han sido testigos de múltiples generaciones e iteraciones de tecnologías digitales tratan la revolución como un proceso lento que tiene lugar en grandes lapsos de tiempo y espacio. Entre lxs autorxes de esta tercera ola podemos mencionar a N.K Jemisin, Ren Warom, Chris Moriarty, y Madeline Ashby.

N.K. Jemisin

Te puede interesar:

¿Por qué es importante escuchar música hecha por mujeres?

El infierno neón: Transhumanismo y Cyberpunk

Children of Men y la distopía del Capitalismo tardío

«Hardware»: el SciFi-horror noventero que se convirtió en una película cyberpunk de culto

Children of Men y la distopía del Capitalismo tardío