Está espantoso me encanta: ¿De dónde saldrá el próximo éxito musical?

Tendencias

¿De dónde saldrá el nuevo elemento del mainstream? ¿De dónde vendrá el próximo gran hit que inunde las redes sociales y las disqueras? Terrible o sabroso, pero sin duda vendrá del lugar que más odias. Ahí donde está tu resistencia, ahí es donde estará el próximo gran hit o la próxima gran tendencia musical.

Si algo nos ha enseñado la historia de la música es que las innovaciones musicales o las tendencias musicales siempre, siempre se producen en los márgenes de la sociedad y la mayoría de las veces están asociadas a aspectos considerados vergonzoso, o que cuestionan la moral judeocristiana, como el sexo o la violencia.

Como señala el historiador musical Ted Gioia: “En el antiguo Egipto, ¿qué canciones cantaban las personas que construyeron las pirámides? En las antiguas Grecia y Roma, ¿qué música hacían los esclavos? En la época medieval, ¿qué música era popular en los pueblos o entre las clases bajas? Lo que descubrí —para mi asombro— es que las innovaciones musicales surgieron repetidamente de grupos pobres y marginados muchas décadas antes de que aparecieran entre las élites gobernantes. Los nuevos estilos musicales siempre surgieron de la base de la sociedad y luego viajaron hacia arriba”.

Si bien esta fórmula fue muy notoria durante el siglo XX y XXI, sucedió con el jazz, el reggae, el tango, samba, rock, hip-hop, soul,blues, Dembow, country, ranchera, Corridos Tumbados, solo por mencionar algunas tendencias musicales.

Pero de acuerdo con Gioia también fue así hace miles de años, “Desde el comienzo de la historia registrada, los esclavos y los inmigrantes han tenido más influencia en la historia de la música que los ricos y poderosos”.

Tradiciones musicales respetables que ahora se asocian con las élites culturales en realidad proceden de ambientes marginales.

Este escenario no solo se repite en la música sino en casi todos los escenarios de la industria cultural y de consumo. Así es como funciona el consumo cultural. Para la blanquitud, los elementos culturales de las minorías son artefactos que fácilmente pueden ser explotados y monetizados.

¿Cómo se renueva o se crea una nueva tendencia? Poniéndole algún elemento proveniente de la minoría. Por ejemplo, cuando se hablaba del ocaso del reguetón en 2017 y de su poca versatilidad, la industria tuvo que recurrir a mujeres, bisexuales, trans, morenes para renovar la escena. Incluso el mismo Bad Bunny tuvo que renovarse en un producto queer o hetere fluido para reinventarse. 

¿Esto es algo nuevo?

¿Esto es algo nuevo? NO, desde hace tiempo la industria funciona así. Otro claro ejemplo es Gauguin (ese hijo de perra racista), representa el arquetipo del macho blanco que no tiene nada qué comunicar, debe recurrir a la minoría para explotarla y articular un discurso. Dejó a su esposa y a sus hijos, para viajar a Tahití y retratar mujeres morenas, obvio todas desnudas y exoticas porque #vatoartista. La fantasía heterosexual blanca: el macho blanco descubridor que dejó todo en nombre del arte.

tendencias

Otro ejemplo es Picasso, que además de misógino, plagió el arte africano para poder hacer obra. Históricamente las minorías han sido explotadas incluso en el escenario cultural.

Las tendencias siempre nacen en las minorías

Cuando este proyecto empezó no teníamos una dirección muy clara, tocamos algunas puertas, para empezar a definirlo, una de las primeras puertas que se abrieron fue la de Gustavo Prado, de Trendo. 

Aunque soy incapaz de recordar lo que se habló durante tres sesiones, solo me quedé con una idea, Gustavo nos dijo masomenos: “¿Saben dónde se originan las tendencias? Siempre salen de la periferia, de los artistas periféricos, los artistas no blancos son quienes crean las tendencias, pelean por el reconocimiento y a la blanquitud todo les llega digerido”.

“De mi vida te boté, y te boté Te di banda y te solté, yo te solté Pa’l carajo usted se fue, …

En 2017 toooodos topamos a Las Perdidas, un video que se viralizó, y aunque seas normal o hetere, estoy seguro que lo …