¿La cancelación es un concepto racializado?

cancelacion

Hace unas semanas, Nirvana Hank, hija del expresidente municipal de Tijuana y propietario de la empresa de apuestas Caliente, Jorge Hank Rhon, se hizo viral por presumir su mansión llena de animales exóticos, autos y lujos.

Básicamente, Nirvana mostró años de enriquecimiento ilícito de toda su familia y aún no así no fue cancelada, todo lo contario: Internet la defendió.

De Nirvana Hank se dijo que era “muy valiente por exponerse” y que las personas que creyéramos que los ricos lo tienen todo es porque nunca hemos tenido dinero. También se habló de lo hermosa que era y hasta una universidad le abrió las puertas para dar una conferencia sobre alcoholismo.

Esto hace preguntarme ¿por qué no pasa eso cuando el cancelado es moreno, prieto o no hegemónico? ¿Acaso el privilegio blanco también se expresa en este escenario? ¿Será que los cuerpos blancos nunca son alcanzados por las consecuencias de sus actos?

cancelación y racismo

La respuesta es obvia: La cancelación cobra otro significado cuando el señalado tiene un cuerpo negro, prieto, indiodescendiente, gordo, queer o no hegemónico.

La cancelación es la continuidad del racismo que organiza el mundo

Al fin de cuentas, sí, incluso la cancelación está interceptada por la violencia racista. O cómo explicamos que blancos del norte global como Drake Bell, que tiene acusaciones de acoso sexual por menores de edad, tenga espacios en México, cuando no tiene ni dos gramos de talento. Mientras que personajes como Yarihtza y su Esencia fueron acosados solo por dar su opinión sobre la comida mexicana y fue el pretexto para llamarlos indios.

A mi entender la cancelación no es para todos, solo existe para los no hegemónicos o prietos. Porque a este sistema racista, heterocapitalista, blanco y patriarcal no le gusta tener a gente morena en posiciones de poder económico, o bajo reflectores, porque los no hegemónicos son leídos como cuerpos en situación de subordinación.

La cancelación es la continuidad del racismo que organiza el mundo. Cuando un moreno está en problemas el sistema es implacable con ellos, ellos no tienen segundas oportunidades.

Pienso en Ruby Hamad cuando señala que cuando un sujeto blanco se muestra herida o en problemas hay una inclinación inmediata por protegerlos y consolarlos, pero cuando una mujer o persona racializada hace lo mismo, se le cuestiona y castiga.

No puedo evitar recordar a personajes como Ed Maverick, que removió toda una escena musical mexicana y abrió puertas para toda una generación de músicos, y fue cancelado por no tener un cuerpo hegemónico, al punto que pensó en el suicidio y abandonó la música.

Tampoco puedo evitar pensar en Henry Jiménez, que sí se mamó, pero su funa fue pretexto para llamarlo prieto, indio y hasta salió una blanca a decirle que “era parte del problema” por pedir que no lo llamaran prieto. (Ojo no defiendo a Henry y sus actos).

cancelacion y racismo

La cancelación es racismo puro y duro, donde solo se salvan los cuerpos blancos, blanqueados y hegemónicos.

Con esto no pretendo defender a todos los influencers, famoses morenos prietos que han sido cancelados.

Solo creo que valdría la pena preguntarnos ¿por qué la cancelación generalmente de personas morenas termina en comentarios racistas, mientras la funa blanca termina en defensa,  risas y hasta en oportunidades laborales?

cancelacion y racismo

El universo de “Dune”, tanto en el libro como en la versión de Villeneuve, se construye en gran medida sobre el imaginario islámico.

¿De dónde saldrá el nuevo elemento del mainstream? ¿De dónde vendrá el próximo gran hit que inunde las redes sociales y las …