Neil Harbisson Cyborg

Desde los tiempos de Platón, uno de los anhelos de la humanidad ha sido poder prescindir del cuerpo, sus carencias, defectos, limitaciones y enfermedades. Dicho anhelo parece cada vez estar más cerca.

Neil Harbisson ha decidido aplicar la «biotecnología» en su propio cuerpo para poder superar sus limitaciones y extender así sus capacidades. Harbisson es la primera persona en el mundo reconocida como cyborg, tiene una antena implantada en la cabeza que le permite oír los colores o percibir tonos infrarrojos y ultravioletas, así como recibir imágenes, videos, música, o llamadas telefónicas desde aparatos externos directamente a su cerebro.

Ser un cyborg ya no es un asunto exclusivo de la ciencia ficción, sino una posibilidad real. Con el uso de la “biotecnología”, las personas pueden transformarse para hacer frente a sus deficiencias biológicas (estos procedimientos abarcan intervenciones en procesos moleculares, genéticos, fisiológicos o mecánicos del cuerpo) y extender sus capacidades físicas e intelectuales mediante un amplio espectro de tecnologías aplicadas al organismo. En este proceso de transformación y de intervención tecnológica, el ser humano va adquiriendo una nueva dimensión, y se va configurando a sí mismo como un “bioartefacto”.

Los «bioartefactos» son aquellas entidades apoyadas en soportes biológicos que han sido sometidas a la selección artificial y deliberada por parte de diseñadores humanos, estas entidades realizan por sí mismas determinadas funciones biológicas que son cooptadas y adaptadas por agentes humanos para propósitos determinados.

Así, cuando el cuerpo humano es intervenido por algún tipo de biotecnología adquiere una dimensión bioartefactual, es decir, se convierte en un organismo modificado cuyos procesos biológicos son dirigidos intencionalmente.

Hace un par de días, Neil Harbisson, que se asume a sí mismo como Cyborg (y también podría ser un “bioartefacto”) subió a sus redes un video donde se le ve “escuchando” los ojos de la actriz Pamela Anderson. Puedes ver el video aquí.

«Escuchar» el color de los ojos de las personas es algo que Harbisson hace habitualmente y que además presume en sus redes sociales.