Te puede interesar:

Trump está a nada de perder su “estatus especial” en Tuiter.

¿Sabes qué es el «bullshit»? La herramienta política que le valió las elecciones a Trump.

¿Quién es el hombre de los cuernos que participó en el asalto al Capitolio? No es un personaje de South Park ni de la Dinastía Duck, es un ultraderechista creyente en las teorías conspirativas.

Es sabido que Tuiter y Facebook cancelaron la cuenta del todavía presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. El motivo: la violación de las políticas de ambas plataformas.

Tanto Tuiter como FB aseguraron que el presidente utilizó las aplicaciones para incitar al odio y la violencia. Esta acción desató un acalorado debate en redes respecto a los límites de la libertad de expresión. Por una parte estaban aquellos que defendían el “derecho” a decir lo que sea y como sea, alegando que las medidas tomadas por tuiter y FB constituyen una flagrante censura, lo que resulta peligroso toda vez que dicha censura es la manifestación de un poderoso músculo corporativista que puede silenciar las voces que le incomodan.

Lo cierto es que cuando abrimos una cuenta en FB o tuiter estamos aceptando sus términos y condiciones mediante un “Contrato de adhesión”, en el que una de las partes elabora un contrato con sus propias condiciones, mientras que la otra lo acepta a entera satisfacción.

Tanto FB como tuiter pueden censurar tu cuenta o publicaciones, cuando:

– Se incite al odio

– Se incite a la violencia

– Declaraciones a favor de la violencia

– Se promueva el racismo y la discrimación en todas sus formas

– Se solicite u ofrezca servicios para matar a terceros

-Entre otras…

Ciertamente existe un espectro muy amplio dentro de lo que cuenta como “incitación al odio” o “incitación a la violencia”. Además de que estas redes sociales son una poderosa herramienta de comunicación que nos obliga a aceptar sus condiciones, y en caso de no hacerlo corremos el riesgo de ser excluidos.

Comos sea, la suspensión de Trump en FB y Tuiter ya no es temporal, sino permanente. A la par, comenzaron a surgir noticias de que Trump había sido baneado también de muchas otras plataformas, entre ellas el famoso sitio de porno, Pornhub.  

Todo comenzó cuando un tuit (que ya fue borrado) fue posteado desde la cuenta “Pornhub Update” y se volvió viral. En él se decia que Donald Trump había sido baneado de la plataforma.

La actualización vino de una cuenta no verificada, por lo que no hay ninguna información oficial que pueda corroborar la noticia de que la cuenta de Trump (si es que tiene) en Pornhub haya sido cancelada. Si esto es verdad (aunque no hay información de que así sea), Trump se podría sentir muy solo y triste… ojalá y haya alguien que le pueda echar una manita.