El capítulo 10 de The Mandalorian desató una fuerte discusión en redes respecto a lo que está y lo que no está permitido comer, y respecto a lo que está vivo y lo que no lo está. Resulta que en este capítulo, llamado “The Passenger”, el Mandaloriano, interpretado por Pedro Pascal, debe transportar a un nuevo personaje llamado Frog Lady, una rana galáctica que necesita llevar sus huevos a un planeta pantanoso para que ahí puedan ser fecundados (por quien suponemos debe ser “Frog Lord”). Es importante que los huevos lleguen a su destino, pues son la última esperanza de su especie, ya que se encuentra en peligro de extinción.

Lo que estaba pensado como un gag visual, un recurso cómico dentro de la serie, terminó desatando la ira de muchos Fans. Porque mientras el Mandaloriano y Frog Lady estaban distraídos, “The Child” (Baby Yoda) se come todos los huevos que estaban dentro de un contenedor. Sí, el chico se come la última esperanza de una especie galáctica en extinción.

Muchos Fans no se lo tomaron a bien. Hubieron reclamos desde “Soy madre. No es nada divertido escuchar a mamá rana entrando en detalles sobre lo importante y queridos que son los huevos para ella”. Hasta acusaciones de genocidio: “Solo quiero saber quién pensó que un genocidio era gracioso”; “Odié al bebé cuando se comió los huevos. ¡Es extinción!”

Ante la polémica, el jefe de arte de LucasFilm, Phil Szostak, tuvo que salir a defender las acciones del niño.

“El capítulo 10 de “The Mandalorian” deja claro que los huevos de Frog Lady están sin fertilizar, como los huevos de gallina que muchos disfrutamos. Pero obviamente, las gallinas no son seres sintientes y el Niño comiendo los huevos es intencionadamente perturbador, por efectos cómicos”.

El tuit lleva bastante sarcasmo, porque obviamente las gallinas sí son seres sintientes y nos comemos sus huevos sin ningún pudor, ni cuestionarnos si acaso también estamos cometiendo algún tipo de genocidio.

Así fue como LucasFilm intentó solucionar la polémica causada por su bebé.

¿Tú qué piensas?