PR está bien cabrón: Cuando el perreo sacó a un presidente

Puerto Rico

“De mi vida te boté, y te boté

Te di banda y te solté, yo te solté

Pa’l carajo usted se fue, y usted se fue

De mi vida te boté, yo te boté, yeh-yeh, mami”.

Al final de su libro “Reguetón: Entre el General y Despacito”, el periodista argentino, Pablito Wilson narra unos de los acontecimientos más bellos en la historia del Reguetón. ¿Bello? Sí, sobre todo para nosotros los loquitos del centro que vemos símbolos sociopolíticos en todas partes.

El capítulo final, “lo que el Huracán se llevó”, relata brevemente las noches previas al viernes 2 de agosto del 2019, cuando Ricardo Rosselló, gobernador de Puerto Rico (lo relativo al presidente de la isla) renunció a su cargo después de una semana de protestas con perreo masivo, en las calles de PR.

El Huracán María destapó todo

En 2017, el Huracán María impactó Puerto Rico dejando a su paso más de 3 mil muertos, una isla devastada y miles de puertorriqueños en éxodo. Con el paso de los días comenzó a escasear la comida, fármacos, alimentos y agua. Mientras que se impusieron toques de queda por una ola de robos.

En los primeros días al impacto del Huracán, Ricardo Rosselló admitió la cifra de 64 víctimas mortales, pidió, al Congreso de Estados Unidos, Us$139.000 millones para trabajos de recuperación y que el entonces presidente de EU, Donald Trump, visitara la isla.

Donald Trump tardó dos semanas en llegar a Puerto Rico. Una vez allí, criticó a la isla por malgastar el presupuesto nacional, jugó con los damnificados, lanzándoles papel higiénico y negó los daños que dejó María. Incluso llegó a decir que el número de muertos era relativamente pequeño, en comparación con una “catástrofe real como Katrina” (el huracán que devastó Luisiana en 2005 y registró 1.200 víctimas mortales).

Los primeros reportes oficiales solo contabilizaron 6 víctimas, posteriormente un estudio de la Universidad de George Washington elevó la cifra a 2.975, luego de incluir no solo a las personas fallecidas por ahogamiento y colapso de viviendas, sino también a los puertorriqueños que murieron en los seis meses después por la falta de atención médica, electricidad y agua potable. Otro estudio que pudo dar luces sobre los daños reales de María fue el realizado por la Universidad de Harvard, que estimó cerca de 4,600 muertos, y pese a las cifras, Trump siguió negando los daños.

El verdadero problema era que el Huracán María azotó a un país en bancarrota, con una deuda de 70,000 millones de dólares, una crisis exacerbada y sin recursos para recuperarse del impacto de María.

Reguetoneros vs Trump

Uno de los primeros en mostrar su indignación ante este contexto fue Farruko, que en su cuenta de Instagram escribió: “Si no nos respetamos nosotros mismos, vienen tipos como este, y les damos motivos para que nos humillen como perros. ¿Pero saben?, que nos sirva de lección, que estamos solos”.

Al llegar este desastre se tenía la percepción de que la isla estaba sola. Al tiempo que crecía la indignación en redes sociales, algunos artistas comenzaron a pronunciarse públicamente: Don Omar canceló sus shows para volver a PR y hacer todo tipo de labor para ayudar a personas afectadas. Residente también canceló su gira para prestar ayuda. Don Omar y Residente dieron alimentos y donativos, que salieron de los bolsillos de los músicos.

Poco después los artistas acusaron a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) de robarse las donaciones que ellos mismos habrían mandado a la isla. En su cuenta de twitter René comentó: “La recolecta hecha en mi gira, con la ayuda de la presidenta de Chile, llegó hoy a PR y FEMA se la llevó, @ricardorosello ¿qué carajos pasa?”.

Don Omar denunció el robo de numerosos suministros que envió a Puerto Rico. Mientras los reguetoneros comenzaban a expresar su postura, Donald Trump visitaba la isla y consideraba que, al no haber tantas muertes que lamentar, la tragedia no era tan urgente como le habían informado: “Odio decírselos, pero están haciendo que se vea desfasado nuestro presupuesto. Gastamos un montón de dinero en Puerto Rico”.

Bad Bunny fue otro reguetonero que se unió a la tiradera y durante su participación en “The Tonigh show starring Jimmy Fallon” dedicó algunas palabras. “A un año del huracán aún hay gente sin electricidad en sus casas, más de 3,000 personas murieron y Trump sigue en negación. Pero ¿saben qué?… Estamos bien, con o sin billetes de cien; no hay nada mal, estamos bien”.

Rene, Bad Bunny e iLe: La divina Trinidad

Pablito Wilson describe los meses seguidos a María como una catástrofe, un vaso al que poco a poco se le fueron añadiendo gotas hasta derramarlo. Estas líneas de René, nos pueden dar un panorama sobre la tragedia: “Hace años que mi país está en bancarrota, nos dejaron sin agua y sin luz por casi un año idiota. En mi país la cosa está cabrona, trataron de esconder la muerte de más de 5.000 personas”.

Buena parte de PR comenzó a sentirse ignorada y burlada. Escaseaban insumos, aumentó la delincuencia, se cerraron escuelas estatales, Estados Unidos y el gobierno de Roselló no hacían mucho, hasta que explotó el escándalo de los chats: La filtración de casi 900 páginas privadas donde el exmandatario Ricardo Rosselló se refería a sus empleados, ciudadanos y políticos de la oposición en términos agresivos y machistas. Además, el Centro de Periodismo Investigativo ligó al mandatario a una red multimillonaria de corrupción.

En la conversación se revelaron amenazas de muerte a opositores, chistes sobre cuerpos de las víctimas del huracán María y comentarios sobre Ricky Martin (“”Ricky Martin es un machista tan machista que se f** a los hombres porque las mujeres no están a la altura. Es un patriarcado puro”).

Residente, Bad Bunny e Ile fueron los primeros en increpar al gobierno de Roselló a través de redes sociales y llamaron a la movilización popular con dos canciones: “Bellacoso” (una canción para el mainstream) y “Afilando los cuchillos”, donde escuchamos el lado más político del conejo:

“Y que se enteren to’s los continentes que Ricardo Rosselló es un incompetente Homofóbico, embustero, delincuente. A ti nadie te quiere, ni tu propia gente. Vamo’ a prender en fuego a tu gabinete Los títeres, guarden las cortas y saquen los machetes”.

Ricky Martín declaró su adhesión a la causa boricua, y a ellos se fueron sumando figuras como Nicky Jam, Anuel AA, Farruko, Robi Draco Rosa, Kany García, PJ Sin Suela, entre muchísimos otros.

Esta noche es de travesura, Te vo'a devorar en la noche oscura

Las protestas fueron de lo más variadas, incluyeron enfrentamientos con policías, recorridos en motos, mítines, discursos de figuras de la música boricua y DESDE LUEGO baile, mucho perreo frente a la casa de gobierno. Una semana después Ricardo Roselló anunció su dimisión.

Durante una semana se ‘perrearon’ canciones de Don Omar, Héctor & Tito y, por supuesto, Bad Bunny, Te boté cobró otro significado: “Te boté, yo te boté, pal carajo te mandé […] Baby, la vida es un ciclo, lo que no sirve, yo no lo reciclo”, gritaba la multitud en las manifestaciones.

En el imaginario cultural y latinoamericano quedó la idea de que Bad Bunny junto a Residente, Ile, Ricky Martin y el pueblo de Puerto Rico tumbaron a un presidente.

“De mi vida te boté, y te boté Te di banda y te solté, yo te solté Pa’l carajo usted se fue, …

En 2017 toooodos topamos a Las Perdidas, un video que se viralizó, y aunque seas normal o hetere, estoy seguro que lo …