Estados Unidos celebra elecciones. Pero el día de ayer, martes, Sarah McBride se convirtió en la primera persona trans que llega a un senado estatal en los Estados Unidos, específicamente en Delaware, bajo la representación del partido demócrata. El Comité de campaña legislativa democrática anunció su triunfo a través de su cuenta de tuiter:

Sarah es una activista y política comprometida con los derechos de la comunidad LGBTTTIQ+, antes de llegar al senado ejerció como secretaria de prensa nacional de la Campaña de Derechos Humanos, la organización en defensa de la diversidad sexual más relevante del país. También trabajó en campañas del exgobernador de Delaware Jack Markell y el exfiscal Beau Biden, hijo de Joe Biden quien falleció en mayo de 2015.


Sarah, de 30 años, es la persona transgénero de más alto rango político en la historia de los Estados Unidos. En su cuenta de tuiter escribió: “Lo hicimos. Ganamos las elecciones generales. Gracias, gracias, gracias”.


También te puede interesar: 5 mujeres trans que están cambiando el mundo y que quizás no conocías.

A su victoria se suma también la de Taylor Small, de 26 años, quien fue elegida senadora en Vermont después de obtener el 43% y el 41% de los votos en sus dos distritos.